15 CANCIONES PARA HACER EL AMOR (PARTE I)

La música, en función del ritmo y la melodía, propicia que las personas podamos estar más o menos receptivas a múltiples experiencias. Si escuchando Álex Ubago algunas personas se retroalimentan en el desamor, la euforia puede aumentar escuchando temas de David Guetta. Por tanto, durante las relaciones sexuales, la música puede propiciar exactamente lo mismo. Una canción que evoque pasión y sensualidad puede convertir un encuentro sexual en algo único e inolvidable.

La música puede activar centros de placer en el cerebro, los mismos que se activan ante recompensas como la comida, las drogas o las relaciones sexuales. Es por ello que una sintonía bien escogida puede propiciar que los participantes del encuentro íntimo alcancen un mismo estado de erotismo, potenciándose así el placer y facilitando el clímax.

Aunque hay que ir con cuidado porque no todo vale. Ciertas canciones, además de ser buenos estimulantes sexuales, pueden actuar como una distracción si tienen mucha letra o si nos conectan con otras vivencias. Esto dependerá de cada persona, por lo que es muy importante que, a pesar de las recomendaciones, cada uno/a genere su propia lista, aquella que funcione como un buen estímulo para sumar durante las relaciones sexuales.

Cuidar el ambiente que rodea la cama (o el lugar donde vayamos a mantener relaciones íntimas) es muy importante. Cada detalle cuenta para hacer de cada encuentro un encuentro inolvidable. Y como los detalles no hay que descuidarlos os animamos a que hagáis vuestra propia lista de reproducción (solos o en pareja) para aumentar el placer. Todo es cuestión de gustos y a cada persona le excitan cosas distintas, por lo que la lista perfecta depende de cada uno. Pero, por si puede servir de inspiración, te planteamos una lista de canciones con la que las prácticas sexuales pueden subir a otro nivel y que seguro no te dejan indiferente.

  • Roxanne – The Police (1978)

Este sencillo, que se le ocurrió a Sting en un viaje a París en el 77 asomado en la ventana de un hotel cerca del Moulin Rouge, cuenta la historia de cómo sería enamorarse de una prostituta. Diferentes ritmos y una pieza bien estructurada han hecho de este tema todo un clásico.

  • Smooth operator – Sade (1984)

La letra y el sonido de esta canción evocan una atmósfera sumamente sensual y cálida. En esta pieza Sade siempre suena seductora, por ello, este tema lleva treinta años formando parte de la banda sonora de nuestras vidas. 

  • Lullaby – The Cure (1989)

Una canción que te engancha desde el primer momento, que consigue envolverte y atraparte con cada nota. Notas cargadas de la extrema sensualidad que siempre caracterizó a la banda.

  • Mad about you – Hooverphonic (2000)

Esta canción habla de la locura que supone el amor, que caminar por su senda puede ser como recorrer un campo minado. Pero, a la vez, es el medio con el que depurar el odio en pasión, la razón que te hace amar a alguien más allá de la cordura.

  • Too lost in you – Sugababes (2003)

Esta canción, que forma parte de la banda sonora de la mítica película Love Actually, habla del hechizo del amor, de cómo éste, inicialmente, nubla nuestra razón y nos atrapa por completo.

  • Breathe on me – Britney Spears (2003)

Posiblemente, una de las canciones más sexys de la historia. Este tema sugiere sensualidad en cada nota y su desarrollo refleja una calurosa relación sexual, llegada al clímax inclusive.

  • Sex on fire – Kings of Leon (2008)

Probablemente, son muchas las personas que han utilizado esta pieza como banda sonora de algún encuentro íntimo. De hecho, en una encuesta realizada por la revista Women´s Health, “Sex on fire” obtuvo el segundo lugar dentro de las mejores canciones para tener un encuentro íntimo.

  • It’s a man’s world – Joss Stone (2011)

Versión del tema de 1966 de James Brown, banda sonora del sensual anuncio del perfume Coco Mademoiselle de Channel protagonizado por una huidiza Keira Knightley. Esta canción enumera las múltiples invenciones que han mejorado la vida del hombre pero afirma que nada de esto tendría sentido sin la compañía de una mujer.

  • Do I wanna know? – Artic Monkeys (2013)

Con una cadencia sexy y lenta, esta canción habla de esas sensaciones que se quedan atrapadas en nuestra mente y que se acaban convirtiendo en una necesidad. En este caso, el protagonista de lo único que está seguro es que quiere volver con su amante.   

  • Animals – Maroon 5 (2014)

En esta pieza, el famoso grupo habla sobre la atracción animal de un hombre hacia una mujer. Pero no desde el romance sino desde la parte más instintiva del ser humano.

  • Partition – Beyoncé (2014)

La erótica está implícita en cada palabra de este tema. El videoclip, donde la cantante se muestra más sensual que nunca nos puede valer para extraer muchas ideas para implementar en nuestros encuentros eróticos.

  • I put a spell on you (Fifty Shades of Grey) – Annie Lennox (2015)

Versión para la película 50 Sombras de Grey de este versionado tema. Una mezcla de fuerza y sensibilidad que pone la piel de gallina y hace volar la mente hacia sensuales escenarios. 

  • Earned It (Fifty Shades of Grey) (Explicit) – The Weekend (2015)

La banda sonora de esta película nos ha regalado muchos temas propicios para ser reproducidos en nuestros momentos íntimos. La cálida voz de The Weekend ha encumbrado este tema como uno de los 10 más “hot” de la historia del cine.

  • Redbone – Childish Gambino (2016)

El tema habla de la relación entre un hombre y una redbone (mujer negra de piel clara), creando con sus notas un excitante clima y evocando excitación en cada acorde.

  • Attention – Charlie Puth (2017)

En esta canción el cantante critica el comportamiento de una supuesta expareja, acusándola de querer llamar únicamente la atención. Directa y potente, despierta al 100% los sentidos.

Hasta aquí la primera recopilación de temas para disfrutar al máximo de nuestros encuentros eróticos. No hay nada mejor que un poco de ritmo para amenizar cualquier momento y, en concreto, para crear un ambiente cargado de sensualidad. Como propuesta para acompañar a estos temas, la luz de unas velas aromáticas, un ambiente cuidado, ropa interior sexy… y, lo más importante, ponerse en el papel y estar dispuesto a disfrutar y dejarse llevar ya que nada de eso surtirá efecto si no nos predisponemos a ello. Recordad que el erotismo y la excitación van más allá de lo que sucede en la realidad. Nuestros sentidos potencian nuestra imaginación y esto es importantísimo en nuestra vida erótica.