Mi caso fue que a lo largo de mi vida tuve encuentros sexuales en los que

Mi caso fue que a lo largo de mi vida tuve encuentros sexuales en los que me encontré incomodo, presionado y algo asustado por lo desconocido. Al principio mis encuentros no fueron tan buenos como quisiera ya que, de los nervios, no conseguía disfrutar y no tenía erección. Así me tiré hasta los 25 años. Intentaba evitar el sexo y cuando lo tenía, tomaba pastillas para tener erecciones (cosa de la que me sentía mal y avergonzado). A los 25 años, decidí buscar ayuda profesional y creo que ha sido de los pasos más importantes e increíbles que he dado en mi vida, ya que cambié mi forma de ver las cosas y conseguí afrontar mis problemas. Poco a poco empecé a trabajar en mí, con ejercicios y con tiempo y vi los grandes resultados de poder disfrutar del sexo y de la vida en general. Estoy muy agradecido y feliz.

Publicado en Testimonios.